La guerra del gobierno PSOE-Sumar contra las personas trans 

La guerra del gobierno PSOE-Sumar contra las personas trans

El gobierno PSOE-Sumar solo ha necesitado unos meses para dejar claro su desprecio a las personas trans y su tolerancia a los discursos de odio 

X Edurne Correa (Edurne LH) 

Desde que a finales del año pasado se constituyera el nuevo gobierno, conformado por PSOE y Sumar, el cambio de actitud de las instituciones hacia las personas trans y hacia las entidades que las representan ha quedado patente, y cada semana que pasa nos da nuevas noticias que escenifican este desprecio: exclusiones, desplantes, acercamientos a asociaciones declaradas transexcluyentes, nombramientos de personajes tránsfobos y tolerancia a sus discursos de odio hacia el colectivo trans…

Vamos a repasar y evaluar las principales acciones (o inacciones) que ha tenido el gobierno en estos meses en relación a las personas trans. Recordémoslo cuando, dentro de un par de meses, PSOE y su socio Sumar saquen sus banderitas LGTBI o Trans y ejerzan el más descarado pinkwashing para vendernos su moto. Comencemos: 

El propio nombramiento de la nueva Ministra de Igualdad, Ana redondo, dejaba claro que se acababan los recientes tiempos, donde por una vez en la historia reciente, un Ministerio se ponía activamente a favor de los movimientos feministas y LGTBI+. Había que cortar con la época Irene Montero y buscar a una persona que no fuera a dar guerra ninguna, ni a incomodar a los amigotes de 40 o 50 años del presidente Sánchez que piensan que “el feminismo ha ido demasiado lejos”.  

La elegida fue Ana Redondo, que no había gestionado anteriormente temas de Igualdad, y a la cuál hasta muchos de sus propios compañeros de partido consideraban “muy conservadora”. Otra de las peculiaridades de la Ministra es su perfil cristiano-católico, así la hemos podido ver participando en procesiones o fotografiándose junto a la Virgen de San Lorenzo como toda una devota. Y es que discúlpenme que desconfíe, pero de mezclar catolicismo y temas de Igualdad no puede salir nada bueno. En cualquier caso, este nombramiento responde al fin de una época donde un ministerio estuvo al servicio de movimientos como el feminista, el LGTBI y en concreto el Colectivo Trans, y daba paso a otra época, con Ana Redondo como títere del PSOE y tratando de regresar a los tiempos donde las “feministas” del PSOE eran las que gestionaban su “juguetito”, el Ministerio de igualdad. 

La primera acción de Redondo, a los pocos días de ser nombrada, es “llamar a la unidad” en el contexto de las manifestaciones del 25 de Noviembre, día Internacional contra la violencia machista, para luego participar en la manifestación convocada por el Foro de Madrid contra la Violencia a las mujeres (que se declara “contrario a la Ley Trans”), frente a la otra manifestación que se celebraba en Madrid, organizada por la Comisión 8 M (más mayoritaria y que se declara transinclusiva). Es decir: a los pocos días de su nombramiento su primera participación pública en un acto fue en la manifestación transexcluyente. Toda una declaración de intenciones. 

Pero la cosa no acababa ahí, y un mes después nos encontrábamos con el nombramiento de la vergüenza: el de Isabel García al frente del Instituto de las Mujeres. Isabel García conocida por sus postulados transexcluyentes, por su participación en actos de marcado corte tránsfobo, por su oposición a la Ley Trans o por sus comentarios tránsfobos en redes sociales, era nombrada directora de una institución que dice querer representar a todas las mujeres. Difícilmente se puede representar a todas las mujeres si la directora opina que las mujeres trans no son mujeres. Un nombramiento que lo que significa realmente es un insulto y una provocación para las personas trans. El TERFismo va recuperando espacios en las instituciones con la complicidad del gobierno que pone en cargos públicos a destacadas tránsfobas y detractoras de las leyes trans. 


Ante la avalancha de críticas, el gobierno e Igualdad cierran filas en torno a Isabel García. Esta, por su parte hace un vergonzoso hilo en twitter, pidiendo “disculpas” por si sus comentarios transfobos habían ofendido a alguien, y manifestaba con la boca pequeña su “compromiso” con la Ley Trans.
Ni las críticas, ni las peticiones de revocación de este nombramiento, ni las 5.600 firmas presentadas por los Colectivos Trans ante el ministerio de Igualdad, ni las distintas concentraciones llevadas a cabo en varias ciudades, ni el recurso contencioso-administrativo presentado por los Colectivos Trans en el Tribunal Supremo contra este despropósito pudieron frenar dicho nombramiento.

Ana Redondo dijo entonces ser “consciente del malestar” suscitado con el nombramiento, pese a lo cual, lo justificó, pidiendo confianza en Isabel García y afirmando que, si se producía “cualquier ataque a las líneas rojas del Ministerio”, lo tendrían en cuenta. Por supuesto, cuando apenas un mes y medio después de la polémica, Isabel García participaba nuevamente en un acto de corte tránsfobo (El II Congreso Internacional DoFemCo, organizado por una entidad contraria a las leyes trans, que aplaude la derogación impulsada por Ayuso de la ley trans madrileña o que equipara a las personas trans con la pederastia) Ana Redondo volvió a justificarla y a pasarse por el forro esas “líneas rojas” de las que hablaba antes. 

Isabel García, directora del Instituto de las Mujeres, participa en un acto abiertamente tránsfobo 

EDURNE LH 

En el evento, organizado por “Docentes Feministas por la Coeducación”, se equiparaba a las personas trans con la pederastia, entre otros asuntos. 

 

 Pero es que, el de Isabel García no iba a ser el único nombramiento de la Vergüenza, ya que el PSOE iba a rescatar a una de las figuras clave del odio institucional contra las personas trans: Carmen Calvo, que fue vicepresidenta del anterior gobierno PSOE-Podemos y que fue apartada del cargo en medio de la guerra que estaba llevando a cabo contra la Ley Trans y contra el Ministerio de Igualdad, representaba una de las mayores representantes del TERFismo dentro de las filas del PSOE. Calvo fue una de las impulsoras del manifiesto tránsfobo presentado por el PSOE en junio de 2020 contra el proyecto de Ley Trans que se estaba impulsando en ese momento. Carmen Calvo fue además señalada por una resolución del Consejo de Europa que afirmaba que «recientemente ha surgido un discurso anti-trans extremadamente hostil desde los niveles políticos más altos, incluida la vicepresidenta del Gobierno de España” y que ponía varias frases de la ex-vicepresidenta como ejemplo de “discursos de odio contra las personas trans”. Pues bien, todo ese currículum no fue impedimento para que el gobierno decidiese el pasado mes de febrero nombrarla presidenta del Consejo de Estado. Una vez más, ni las críticas, ni las peticiones de revocar el nombramiento ha podido frenar el nombramiento.

El doble mensaje que se envía con estos nombramientos es muy peligroso: por un lado, estos nombramientos dan a entender que la transfobia no sólo no es punible, sino que además es hasta premiable. Se trata de aclarar que se pueden difundir discursos de odio hacia las personas trans que, no solo no te pasará nada, sino que tampoco influirá negativamente a la hora de postular a un cargo de responsabilidad (sino más bien, todo lo contrario).  

Esto nos lleva de cabeza al otro mensaje: y es que la transfobia es una discriminación “de segunda”, menos importante que otro tipo de discriminaciones, como el machismo, el racismo, etc… Se transmite el mensaje de que la transfobia es “tolerable” y de que los discursos de odio contra las personas trans son “debatibles” como una opinión legítima más. Y no, resulta que los discursos de odio no deberían ser ni tolerables, ni debatibles ni legítimos, y mucho menos aún dentro de las instituciones públicas. Maldita sea la suerte que tenemos las personas trans, que hasta la discriminación que sufrimos es “de segunda”. El chiste se cuenta sólo. 

Pero la cosa no termina aquí, y la guerra de este gobierno a las personas trans continúa: Y es que recientemente Yolanda Díaz se reunía para hablar de “empleo LGTBI” con varias entidades (las más cercanas al PSOE) mientras excluía a entidades específicamente trans como la Federación Plataforma Trans o No Binaries. Siendo el colectivo trans quién sufre las tasas más altas de exclusión laboral (que no de paro) es un nuevo insulto excluirlas de la reunión y devolvernos a las personas trans al tutelaje de organizaciones LGTBI cuyo mayor cometido histórico ha sido el de lavarle la cara al PSOE. Díaz declaraba que el lugar de trabajo debe ser un lugar seguro para las personas LGTBI, cosa en la que estamos de acuerdo, pero resulta que el problema que tenemos la gran mayoría de personas trans en el Estado español es que en muchos casos ni siquiera llegamos a tener un lugar de trabajo, porque directamente NO NOS CONTRATAN. Eso es algo que su Ministerio debería de abordar de verdad, en vez de tantos brindis al sol rodeada de entidades cercanas al PSOE y excluyendo a los colectivos específicos trans.  

Pero no es Yolanda Díaz la única que excluye a los colectivos trans: Volviendo al Ministerio de Igualdad, una de sus últimas ocurrencias ha sido participar en el acto por el día de la visibilidad trans organizado por la entidad de reciente creación Love Rights. Ninguneando a los colectivos trans (y hasta a las propias entidades LGTBI tradicionalmente cercanas al PSOE) Igualdad apuesta por esta nueva entidad creada hace apenas 6 meses y presidida por Kevin de Ribes, que además es presidente ejecutivo de la entidad Madrid Capital del Lujo y co-fundador de la Federación española del lujo. Tanto él como varias de las cabezas visibles de la entidad tienen vínculos con el sector inmobiliario y, por supuesto, con el “sector del lujo”. En otras palabras, el Ministerio de Igualdad ha cambiado las entidades trans y LGTBI por un grupo de empresarios pertenecientes a eso que Shangay Lily llamaba tan acertadamente el “gaypitalismo”.

Además, Igualdad se ha reunido recientemente con otra entidad abiertamente tránsfoba, la Federación de Mujeres Progresistas, otro de los tentáculos del sector feminista del PSOE, que pide la derogación de todas las leyes trans, siguiendo la línea del argumentario tránsfobo del PSOE de junio de 2020. 

Y en cuanto a la sanidad y la salud de las personas trans se refiere, otra de las carteras del gobierno, la de Sanidad está ignorando repetidamente a la Federación Plataforma Trans, que lleva más de dos meses solicitando una reunión con la ministra Mónica García para tratar temas tan importantes como las listas de espera interminables para los tratamientos y cirugías que precisan algunas personas trans, los protocolos obsoletos o el recurrente desabastecimiento de fármacos. Pero parece ser que para este gobierno estas cuestiones pueden esperar, dejando claro que la salud de las personas trans no es ninguna prioridad para este gobierno. 

Y para terminar con este repaso a estos 6 meses desde la conformación de este “gobierno hiper-progresista» no podemos olvidar el secuestro que el nuevo Instituto de las Mujeres está haciendo sobre un estudio sobre Mujeres Trans que lleva varios meses terminado y sin ver la luz. Y aunque no tenemos aún todos los datos encima de la mesa es más que posible que un estudio realizado por el anterior Instituto de las Mujeres, seguramente con una perspectiva diversa y transpositiva no sea del agrado de la nueva dirección del Instituto, la tránsfoba Isabel García.
 

Bien, pues todos estos son los méritos y los gestos de este gobierno hacia las personas trans y hacia las principales organizaciones que las representan: el desprecio, la exclusión y la tolerancia hacia los discursos de odio y hasta el premiar con carguitos a quienes los difunden. El cambio de dirección de Ministerio de Igualdad es evidente y no hace falta ser de Podemos para ver las grandes diferencias entre Montero y Redondo, y las consecuencias que este cambio de rumbo pueda traer. Quizás cuando dentro de dos meses saquen sus banderitas a relucir, vayan a las manis del Orgullo y se empachen de decir todo lo que apoyan al colectivo, deberíamos recordarles todo esto y hacer que se les caiga la cara de vergüenza. 

@Edur_LH

Denuncian una agresión grupal a un chico trans en Barcelona

Denuncian una agresión grupal a un chico trans en Barcelona

La víctima asegura que 12 personas le insultaron, escupieron y golpearon en el barrio de Sants. Se trata de la tercera agresión tránsfoba múltiple en esta ciudad en las últimas dos semanas.

 El Observatorio contra la LGTBI-fobia y la Plataforma Trans han denunciado públicamente una agresión de 12 jóvenes a un chico transexual el pasado sábado en el barrio de Sants de Barcelona. Con esta, ascendería a tres el número de agresiones tránsfobas grupales acaecidas en esta ciudad en tan solo dos semanas.

Los hechos, que consistieron en reiteradas vejaciones y golpes, tuvieron lugar en los Jardines de la Rambla de Sants, donde los agresores increparon a la víctima mofándose de su identidad de género. Cuando éste se dispuso a responderles, le propinaron insultos como «lesbiana de mierda», le instaron a que les enseñara el pene y le agredieron físicamente en la cara y la cabeza mediante patadas y escupitajos. Tras sufrir varias palizas, el chico consiguió refugiarse en un supermercado cercano, donde fue atendido por una patrulla policial de proximidad.

El Observatori y Plataforma Trans convocan una manifestación

El alarmante número de agresiones contra personas del colectivo trans en lo que llevamos de abril ha impulsado al Observatorio a convocar para el jueves de la próxima semana una manifestación de cara a denunciar los ataques constantes contra la población trans en la capital catalana.

Por su parte, el alcalde de Barcelona, ​​Jaume Collboni, y el concejal de los comuns, Marc Serra, han condenado los hechos y se han solidarizado con la víctima, que contó su testimonio en las redes sociales.

https://www.publico.es/sociedad/denuncian-agresion-grupal-chico-trans-barcelona.html

Juventud, empleo y salud de las personas trans serán las prioridades para la Federación Plataforma Trans

Juventud, empleo y salud de las personas trans serán las prioridades para la Federación Plataforma Trans
El pasado fin de semana tuvo lugar en Getafe la Asamblea de la Federación de colectivos trans del Estado Español, en la que participaron representantes de colectivos trans de diferentes países y territorios: Aragón, Catalunya, Andalucía, Madrid, Canarias, Castilla y León, Galiza, Illes Balears y Euskal Herria, que analizaron la situación actual de las personas trans en nuestro país y en el Estado español.

x Arainfo

También reflexionaron sobre “la atención sanitaria que están recibiendo las personas trans en el Estado Español, que se caracteriza por unas listas de espera interminables en las cirugías que precisan para su salud y bienestar”, además han señalado “protocolos obsoletos que no respetan las necesidades individuales en la salud trans”, todo esto unido “al problema recurrente del desabastecimiento de los medicamentos” que precisan, supone de facto “la expulsión de la personas trans del sistema sanitario público”. “Aprovechamos para recordar a la Ministra de Sanidad, Mónica García, que llevamos esperando más de dos meses para ser recibidas y trasladarle esta grave situación y buscar soluciones a ella. La salud de las personas trans también debe de importar” declara Mar Cambrollé, presidenta de Plataforma Trans.

Juventud, empleo y salud de las personas trans serán las prioridades para la Federación Plataforma Trans
Representantes de Colectivos Trans de diferentes territorios en la Asamblea de la Federación Plataforma Trans en Getafe

Otro punto importante tratado en la Asamblea ha sido la juventud trans “que debido a la alta violencia que están recibiendo con total impunidad en redes sociales, estamos viendo una escalada de agresiones a jóvenes, sin precedentes, que afecta al desarrollo de aspectos cotidianos de su vida, calle, ocio y transportes públicos, lo que está suponiendo un alto coste a su salud mental”.

“Urgente que las instituciones del Estado y de las comunidades autónomas, pongan fin a los discursos de odio y se activen protocolos de apoyo psicológico y jurídico a las víctimas. La existencia de espacios entre iguales es fundamental, así como la realización de actividades y encuentros que estimulen el crecimiento, la reflexión y el apoyo mutuo de la juventud trans” declara Kiara Monrroy, portavoz de las Juventudes de la Plataforma Trans, quien añade que “tiende la mano al Ministerio de Infancia y Juventud para desarrollar de manera conjunta, estrategias y una agenda que haga posible el empoderamiento de la juventud trans”.

“Las personas trans hemos sido las más golpeadas en la dictadura y el postfranquismo y es el momento de que bajo ‘gobiernos progresistas’ se haga posible la igualdad plena de las personas trans, es una prioridad que el Ministerio de Igualdad, desarrolle los protocolos e instrucciones necesarias, para que la Ley Trans, no sea papel mojado”, concluye Mar Cambrollé.

Juventud, empleo y salud de las personas trans serán las prioridades para la Federación Plataforma Trans

Plataforma Trans pide a las instituciones protocolos de apoyo psicológico y jurídico para víctimas de discursos de odio

Plataforma Trans pide a las instituciones protocolos de apoyo psicológico y jurídico para víctimas de discursos de odio

La Plataforma Trans ha pedido este lunes a las instituciones del Estado y de las Comunidades Autónomas que pongan fin a los discursos de odio y que se activen protocolos de apoyo psicológico y jurídico para las victimas.

En este sentido, ha explicado que la juventud trans está recibiendo una «escalada de agresiones’ en las redes sociales ‘sin precedentes.’ y ha alertado de que esta situación ‘afecta al desarrollo de aspectos cotidianos de su vida, calle, ocio y transportes públicos’ y que está suponiendo un «alto’ coste a su salud mental.

«Urgente que las instituciones del Estado y de las CCAA, pongan fin a los discursos de odio y se activen protocolos de apoyo psicológico y jurídico a las victimas. La existencia de espacios entre iguales es fundamental, así como la realización de actividades y encuentros que estimulen el crecimiento, la reflexión y el apoyo mutuo de la juventud trans’, ha declarado la portavoz de las Juventudes de la Plataforma Trans, Kiara Monrroy.

Asimismo, Monrroy ha añadido que tienden la mano al Ministerio de Juventud e Infancia para desarrollar de manera conjunta, estrategias y una agenda «que haga posible el empoderamiento de la juventud trans’.

Plataforma Trans también se ha referido a la atención sanitaria que están recibiendo las personas trans en todas las comunidades, que ha criticado que se caracteriza por unas listas de espera ‘interminables’ en las cirugías «que precisan para su salud y bienestar».

PROTOCOLOS «OBSOLETOS»

En esta linea, ha señalado que los protocolos están «obsoletos’ y que «no respetan las necesidades individuales en la salud trans, todo esto unido al problema recurrente del desabastecimiento de los medicamentos que precisan, supone de facto la expulsión de la personas trans del sistema sanitario público».

Por su parte, la presidenta de la Plataforma Trans, Mar Cambrollé, ha asegurado que llevan esperando más de dos meses para ser recibidas por la ministra de Sanidad, Mónica García, «para trasladarle esta grave situación y buscar soluciones». ‘La salud de las personas trans también debe de importar, ha añadido.

En materia de empleo, Plataforma Trans ha indicado que exhortará al Gobierno central y a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Diaz, la urgente puesta en marcha de políticas públicas que faciliten el acceso al mercado laboral de las personas trans’.

En este sentido, ha explicado que su exclusión laborales un problema que se ha prolongado en el tiempo en todo el periodo de la democracia».
«Las personas trans hemos sido las más golpeadas en la dictadura y el postfranquismo y es el momento de que bajo gobiernos progresistas se haga posible la igualdad plena de las personas trans, es una prioridad que el Ministerio de Igualdad, desarrolle los protocolos e instrucciones necesarias, para que la Ley Trans, no sea papel mojado’ ha concluido Cambrollé.

https://www.europapress.es/sociedad/noticia-plataforma-trans-pide-instituciones-protocolos-apoyo-psicologico-juridico-victimas-discursos-odio-20240408145123.html

 

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

Por ATC Llibertat

En la transición de la dictadura franquista a la democracia en España, se esperaba un cambio radical en la sociedad, una ruptura con el pasado opresivo y la apertura hacia un futuro de igualdad y libertad para todos. Sin embargo, para las personas transgénero, esa transición no significó el fin de la discriminación y la exclusión social. Las últimas infancias trans de la dictadura franquista, hoy en día entre los 50 y los 80 años de edad, son testigos de una historia de marginalización y sufrimiento que persiste hasta nuestros días.

Estas personas transgénero, que vivieron su infancia bajo la sombra de la dictadura, experimentaron una doble opresión: la represión del régimen autoritario y la negación de su identidad de género. La falta de reconocimiento y apoyo para su verdadero ser las obligó a vivir en la clandestinidad, enfrentando el estigma y la discriminación en silencio.

Con la llegada de la democracia, se esperaba un cambio positivo en la situación de las personas trans. Sin embargo, las primeras juventudes trans en esta nueva era democrática continuaron enfrentando barreras y obstáculos en todos los ámbitos de la vida. La discriminación laboral, la falta de acceso a la educación y la atención médica adecuada, así como el acoso y la violencia en la vida cotidiana, siguieron siendo una realidad para muchas personas trans en España.

Hoy en día, estas últimas infancias trans, que ahora son personas mayores, se enfrentan a condiciones precarias y exclusión laboral debido a décadas de discriminación sistémica. Muchas de ellas viven en la pobreza, sin acceso a una jubilación digna ni a los servicios básicos que merecen como ciudadanos.

Es imperativo que el Estado español reconozca la deuda histórica que tiene con estas personas trans y asuma la responsabilidad de reparar el daño causado. Esto implica ofrecer disculpas públicas por el trato discriminatorio y la exclusión sufrida durante la dictadura franquista y en los primeros años de la democracia. Además, se requieren medidas concretas para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para las personas trans en todas las etapas de la vida.

El reconocimiento legal de la identidad de género, la implementación de políticas inclusivas en áreas como la educación y el empleo, así como la sensibilización de la sociedad son pasos fundamentales hacia la construcción de una sociedad más justa e igualitaria para todas las personas, independientemente de su identidad de género.

En resumen, es hora de que España reconozca y repare las injusticias históricas cometidas contra las personas trans, especialmente aquellas que vivieron su infancia durante la dictadura franquista y que ahora enfrentan condiciones precarias en su vejez. La igualdad y la dignidad de todas las personas, independientemente de su identidad de género, son valores fundamentales que deben ser protegidos y promovidos en una sociedad democrática y justa.

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

El Consejo de Europa pide a los países procesos de cambio de sexo legal basados en la autodeterminación de género

El Consejo de Europa pide a los países procesos de cambio de sexo legal basados en la autodeterminación de género

x Marta Borraz

El organismo celebra que hasta 11 Estados miembro –entre ellos España a través de la Ley Trans– hayan aprobado procedimientos de este tipo “y otros tantos estén considerando hacer lo mismo” y lamenta que en el resto sigan exigiéndose requisitos como la esterilización, los tratamientos médicos, el divorcio o los diagnósticos psiquiátricos.

Asimismo, la recomendación del Consejo de Europa pasa por poner en marcha procedimientos “accesibles a los menores” teniendo en cuenta “sus opiniones, su madurez y su interés superior” de forma “ideal” sin límite de edad –en España, no se permite por debajo de los 12 años–. Además, insta a los países a “considerar” incorporar una tercera opción de género para las personas no binarias y “revisar la necesidad y proporcionalidad de incluir marcadores de género” en los documentos públicos.

El informe hace un balance general de los avances y asignaturas pendientes para garantizar “que las personas trans pueden disfrutar sus derechos humanos” y concluye que hay una “mayor visibilidad y conciencia” sobre esta realidad “en todos los niveles de la sociedad” así como “una mejor protección legal” pero, paradójicamente, “contrastan con tasas sorprendentemente altas de discriminación, violencia e inseguridad que experimentan las personas trans en su vida diaria”.

“Un retroceso en derechos humanos”

El contexto actual está marcado “por un retroceso en materia de derechos humanos” en el que los grupos más discriminados, entre ellos las personas trans, “son cada vez más instrumentalizados para obtener beneficios políticos”, esgrime Mijatović, que alerta de que los llamados grupos antigénero “están ganando terreno”: “Socavan los derechos de todos, pero su enfoque en las normas tradicionales sobre el sexo y el género es particularmente destructivo para las personas trans”, añade la comisaria.

Entre las recomendaciones que hace el Consejo de Europa, además de la autodeterminación de género, se encuentra garantizar “el acceso a atención médica específica” para las personas trans, que las niñas, niños y adolescentes vean respetada su identidad en el ámbito educativo, recopilar datos sobre las “experiencias de vida” de las personas trans o asegurar que las leyes nacionales prohíben la discriminación basada en la identidad o expresión de género.

La comisaria se hace eco de la oposición a estas legislaciones en algunos países bajo la premisa de que “hacer procedimientos más accesibles” para las personas trans puede provocar que haya hombres que utilicen la norma con un objetivo distinto y busquen “acceder a espacios exclusivos para mujeres”. En el informe asegura “no estar convencida” de este argumento, califica estas objeciones de “engañosas” y apuesta “en cualquier caso” por la opción de “abordar adecuadamente medidas que disuadan y castiguen” el fraude de ley en vez de limitar el cambio de sexo legal para las personas trans.

Mijatović evita nombrar específicamente a los sectores políticos y sociales que defienden estos extremos –en España, una parte del movimiento feminista y el Partido Popular–, pero recalca que “los supuestos conflictos de derechos” entre mujeres cis y personas trans “a menudo no se confirman en la realidad y se basan en su mayoría en prejuicios dañinos” sobre estas últimas. “No existe tal cosa como otorgar derechos especiales y hacer realidad los derechos humanos de las personas trans no socava los derechos de otros. Los derechos humanos son universales: se aplican a todos por igual”, subraya la comisaria.

https://www.eldiario.es/sociedad/consejo-europa-pide-paises-procesos-cambio-sexo-legal-basados-autodeterminacion-genero_1_11211109.html

La persecución de las personas trans por parte de los nazis fue devastadora, y aún resuena a lo largo de los siglos.

La persecución de las personas trans por parte de los nazis fue devastadora, y aún resuena a lo largo de los siglos.
RECORDAR LA PERSECUCIÓN DE LAS PERSONAS TRANS ENTRE 1933 Y 1945 ES CRUCIAL PARA ENTENDER QUE LOS «ATAQUES, MENTIRAS Y ESTEREOTIPOS QUE VIVIMOS HOY NO SON NUEVOS»
Durante la República de Weimar -periodo de la historia alemana que siguió a la Primera Guerra Mundial, antes del ascenso de los nazis- el país fue un epicentro para las personas LGBTQ+, con movimientos de apoyo a las personas transgénero y de género no conforme.
Todo cambió cuando Adolf Hitler tomó el poder en enero de 1933. Pronto se produjo un primer indicio de la oleada de discriminación mortal a la que se enfrentarían las personas queer y trans.

El 6 de mayo, estudiantes nazis fanáticos asaltaron el Institut für Sexualwissenschaft, más o menos traducido como Instituto de Sexología. Decenas de miles de libros, documentos e investigaciones fueron sacados de las estanterías y quemados.

El instituto, dirigido por Magnus Hirschfeld, era una fundación académica dedicada a la investigación sexológica y a estudios sobre las experiencias de las personas transexuales. También ofreció algunas de las primeras cirugías modernas de afirmación de género del mundo.

Trágicamente, durante la redada se confiscaron las listas de nombres y direcciones de los pacientes del instituto, que se cree que fueron decisivas para la detención de miles de personas -y su posterior deportación a campos de concentración- en los meses y años siguientes.

El propio Hirschfeld escapó porque estaba de gira por Europa hablando. Nunca regresó a Alemania y murió en Francia en 1935.

Los nazis siguieron atacando a las personas transgénero y a las que no se ajustaban a su género, junto con otros grupos que consideraban una amenaza para su ideología y su gobierno. En los terroríficos años que siguieron, las personas transgénero serían enviadas a campos y otros centros de exterminio, junto con judíos, discapacitados, homosexuales cisgénero, miembros de las comunidades romaní y sinti y otros grupos considerados degenerados o inútiles.

Los nazis se aprovecharon de las leyes existentes -incluido el famoso párrafo 175, una parte del código penal alemán que ilegalizaba la homosexualidad- para atacar a hombres y mujeres transexuales y queer. En 2023, por primera vez, el Parlamento alemán centró sus actos del Día de la Memoria en aquellos que fueron objetivo de los nazis debido a su identidad de género y orientación sexual.

El historiador Dr. Bodie A Ashton es uno de los que investigan cómo Hitler deportó a transexuales a campos de concentración y aniquiló estructuras de apoyo antaño florecientes.

 

Según explica, la República de Weimar fue un «momento de gran transición y ruptura para la sociedad alemana». Fue una época en la que «todo lo que había existido antes se pone en tela de juicio» a raíz de la Primera Guerra Mundial.

«Tenemos, por ejemplo, lo que podría considerarse el primer movimiento por los derechos de los homosexuales en Alemania, fundado en la última década del siglo XIX: el Wissenschaftlich-humanitäres Komitee, el Comité Científico-Humanitario, dirigido por el sexólogo Magnus Hirschfeld», explica Ashton.

A picture of Magnus Hirschfeld in an institute that studied hte lives of trans people in Germany. The institute was attacked and papers destroyed by the Nazis during WWII

A principios del siglo XX, Hirschfeld, un hombre homosexual cisgénero, empezó a investigar científicamente sobre die transvestiten, que «se asemeja imperfecta pero aproximadamente a lo que hoy llamaríamos identidades transgénero», añade Ashton.

Hirschfeld abrió el Institut für Sexualwissenschaft en 1919, y comenzó a crear una biblioteca de trabajos en torno a las experiencias de las personas trans.

«Se fijó en las cosas que tienen que ver con los llamados travestidos y, reconociendo que tienen una posición muy difícil en la sociedad porque el sexo gay es ilegal [según] el párrafo 175, se fijó específicamente en las personas a las que se les asignó sexo masculino al nacer.

«Tienen grandes dificultades para presentarse como el género con el que quieren presentarse o identificarse más en público por el hecho de que la policía los interpretará como hombres homosexuales».

Esto era peligroso porque la policía podía considerar que las personas transgénero incurrían en el párrafo 175, al suponer que una mujer transgénero estaba «solicitando sexo gay».

Sin embargo, Hirschfeld aportó pruebas a la policía berlinesa que demostraban que las personas trans tienen un «impulso interior para presentarse» como su auténtico yo y no están «ahí fuera solicitando sexo».

 

En colaboración con la policía, creó el transvestitenschein, una especie de permiso estatal para personas trans.

Nazi demonstrators occupy an institute on the research of trans lives in Germany during WWII

El Dr. Jake Newsome, investigador y autor sobre la historia alemana y estadounidense del colectivo LGBTQ+, describe estos documentos como «tarjetas de identificación de género que las personas trans podían llevar para reconocer su verdadera identidad».

Fue, dice, algo sin precedentes para la época. «Se están llevando a cabo nuevas investigaciones para intentar averiguar cuántos de estos certificados se expidieron, a quién y cuánto costaron».

Magnus Hirschfeld es una figura importante en el avance del conocimiento y la comprensión de la comunidad trans, pero sus opiniones personales complicaron su lugar en la historia. Tenía lo que hoy conocemos como opiniones racistas y sexistas y era partidario de la eugenesia.

Para Ashton, es importante recordar que Hirschfeld «era un ser humano en una época y un contexto determinados». Tenía «posturas o intereses que ahora nos horrorizarían», pero es «totalmente esperable para la época, la persona y la sociedad en la que se encontraba».

Los historiadores descubrieron las historias de varios transexuales, como el artista Liddy Bacroff, Gerd R, el dueño de un café Toni Simon, Fritz Kitzing y el carpintero Gerd Katter, que sufrieron los 12 años del Tercer Reich.

El Dr. Newsome afirma que es importante recordar los nombres de estas personas transexuales porque les devuelve su humanidad después de que los nazis «redujeran toda su compleja y dinámica personalidad a una faceta singular de sus vidas que el régimen consideraba desviada o criminal».

 

A mayor escala, recordar la persecución de las personas trans entre 1933 y 1945 es crucial para entender que los «ataques, mentiras y estereotipos que vivimos hoy no son nuevos», añade.

«Algunas de estas cosas proceden de un libro de jugadas casi copiado y pegado de la extrema derecha. Muchos de los argumentos que utiliza hoy la derecha estadounidense son casi idénticos a los que utilizó el partido nazi en Alemania en la década de 1930: por ejemplo, la idea de que los transexuales son una amenaza para la juventud, que van a corromper a los jóvenes o a intentar tentarlos para que adopten un estilo de vida.

«Conocer esta historia también ofrece una advertencia histórica de que el progreso es frágil. Miramos a la República de Weimar, miramos a esta vibrante cultura que las personas queer construyeron para sí mismas, y fue destruida y llevada de nuevo a la clandestinidad en cuestión de semanas.

«Para mí, es una advertencia de que el hecho de que las comunidades marginadas hayan conquistado derechos hoy no significa que no se los puedan arrebatar».

https://www.cromosomax.com/la-persecucion-de-las-personas-transexuales-por-parte-de-los-nazis-fue-devastadora-y-aun-resuena-a-lo-largo-de-los-siglos

Colectivos trans piden a la Fiscalía la anulación de los cambios registrales que supongan un fraude

Colectivos trans piden a la Fiscalía la anulación de los cambios registrales que supongan un fraude
Colectivos trans han pedido este miércoles a la Fiscalía la anulación de los cambios registrales que supongan un fraude de la Ley Trans.

En concreto, la Federación Plataforma Trans y Euforia Familias Trans-Aliadas se han referido a las 37 personas de Ceuta, militares y guardias civiles, que han cambiado su sexo registral con la Ley Trans. En este sentido, también ha solicitado a la Fiscalía de Sala contra los Delitos de Odio y Discriminación, a través de una carta, a que «depure» si se trata de «una posible acción organizada» con el objeto de la comisión de un presunto fraude de ley.

Asimismo, han solicitado a la Dirección General para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas LGTBI del Ministerio de Igualdad, la apertura de un expediente «por considerar que los medios han podido vulnerar el artículo 27. 1 de la Ley Trans y Derechos LGTBI, que se refiere al trato digno que han de dispensar los medios cuando se refieren a colectivos ya vulnerables, sin caer en estigma y cuestionamiento de derechos».

Igualmente, a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), le ha pedido que valore «el trato de la noticia» que tiene que ver con 37 personas de Ceuta, militares y guardias civiles, que anunciaron en medios de comunicación que se han cambiado de sexo. En este sentido, estos colectivos trans consideran que «titulares y mensajes han dañado la dignidad de las personas trans y han podido vulnerar el código deontológico de los periodistas».

Según han señalado estos colectivos trans, también se han dirigido a través de un escrito al Defensor del Pueblo de España, al que han trasladado su «preocupación» y «consternación».

«No nos corresponde cuestionar la identidad de nadie, mucho menos afirmar lo que es o no un fraude de ley, por ello hemos exhortado a quienes tienen potestad para ello. Las herramientas de las que dispone un Estado de Derecho, han de velar por el respeto, la dignidad y protección de las personas trans como un colectivo vulnerable», ha asegurado la presidenta de Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

Además, Cambrollé ha subrayado que «ser una mujer trans, no es ningún privilegio». «Es enfrentarse a la exclusión laboral, es ser diana de discursos de odio en las redes sociales y poder ser agredida en las calles, transportes públicos y centros de ocio, la vanalización de nuestras vidas, es un acto criminal», ha explicado.

La lucha trans continúa: ‘apartheid laboral’ y reconocimiento de su memoria

La lucha trans continúa: ‘apartheid laboral’ y reconocimiento de su memoria

En febrero del año pasado, sólo cinco días después de que la ley trans fuera aprobada de forma definitiva en el Congreso, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo criticó a Pedro Sánchez en el Senado por sacar adelante esta norma que molestaba «a la gente de bien». Estas palabras, a todas luces desafortunadas, provocaron la reacción airada de la bancada socialista y el presidente del Gobierno le contestó así: “Nunca imaginé que reconocer derechos a minorías, en este caso al colectivo trans, fuese molestar a la gente de bien”.

Para la derecha y la ultraderecha, para la Iglesia, para los medios de ideología conservadora y para un sector destacado del feminismo, las personas trans no son «gente de bien». Y eso tiene una traducción peligrosa en las calles. Desde que se empezó a elaborar la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad, bajo mandato de Irene Montero, los discursos tránsfobos y de odio hacia este colectivo se han disparado en España. Cataluña, por ejemplo, cerró 2023 con récord de agresiones por LGTBIfobia: el 25% fueron contra personas trans. En Andalucía, la Junta presentó el pasado enero un informe que corrobora que las agresiones al colectivo trans en la región habían crecido en los últimos años.

La proliferación en medios y en redes sociales de discursos excluyentes, en muchos casos con comentarios que rozan los delitos de odio, son el caldo de cultivo de esas agresiones. Y la aprobación de la ley trans hace ya un año ha servido de amplificador de esa ola tránsfoba. Porque insultar, denigrar o posicionarse en contra de las personas trans sale gratis.

Vox, que ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra la norma, ha asegurado en reiteradas ocasiones que la ley supone «una amenaza para mujeres y niños» y una de sus dirigentes tildó a Elizabeth Duval de «enferma crónica». Por su parte, Feijóo banalizó el contenido de la ley trans asegurando que «es más fácil cambiar legalmente de sexo que sacarse el carné de conducir».

Los medios de comunicación también han contribuido a desinformar sobre los aspectos de la norma difundiendo bulos o sirviendo de altavoz para aquellos sujetos que pregonan su intención de cometer un fraude de ley. En agosto, por ejemplo, medios de derechas publicaron como noticia que una presa trans había dejado embarazada a otra interna. Pese al desmentido de Instituciones Penitenciarias, la noticia sigue hoy en día colgada en esos medios con comentarios de sus lectores regurgitando odio. Y en redes sociales, reconocidos influencers y líderes de opinión han alertado sobre posibles violaciones de trans a mujeres en los vestuarios de gimnasios o aluden de forma implícita a posibles casos de pederastia. Todo, por supuesto, sin denunciarse ni un sólo caso de este tipo.

Pero el ataque más directo ha llegado del denominado sector feminista tradicional, quien critica que el género pueda entenderse como una identidad. Para este feminismo, las mujeres trans no pueden considerarse en ningún caso mujeres y hablan de «daños irreversibles» a la hora de valorar las cirugías de modificación genital.

  Activistas y personas trans celebran la aprobación de la ley trans en el Congreso de los DiputadosEUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES

Lo cierto es que la ley trans, tal como está planteada actualmente, ‘despatologiza’ el proceso de cambio de sexo en el registro e introduce varios avances para la comunidad LGTBIQ+. El punto principal del texto es la eliminación de la hormonación obligatoria y las evaluaciones psicológicas y médicas como requisitos para aquellas personas que soliciten el cambio de sexo en el Registro Civil, que ahora podrá autorizarse sólo con la voluntad libremente expresada si la persona tiene más de 16 años.

5.139 personas acudieron en 2023 al Registro Civil para cambiarse de sexo, según datos del Ministerio de Justicia publicados por The Objective. Es cuatro veces más que el año anterior, 2022, cuando lo pidieron 1.306.

Alesya Benoroso es una de esas más de 5.000 personas que solicitaron cambiar su sexo en el registro civil en 2023. «Acudí por miedo a que los recortes de Ayuso a la ley trans madrileña pudieran afectar en algo a este proceso», asegura en una conversación telefónica con El HuffPost. Esta joven psicóloga y sexóloga de 26 años asegura que aunque presentó la solicitud en junio no le dieron cita hasta el mes pasado para hacer la primera de las dos comparecencias obligatorias que requiere el cambio. La ley trans no indica plazos mínimos, pero sí establece que el proceso de cambio de sexo en el Registro Civil debe tardar un máximo de cuatro meses en completarse desde la primera visita.

Para Alesya, la entrada en vigor de la ley trans «no ha supuesto un antes y un después» en su vida porque muchas de las reivindicaciones históricas del colectivo siguen sin ser atendidas por las administraciones. En especial, lo relativo a la búsqueda de empleo. Las tasas de desempleo del colectivo trans se sitúan en un 80%, según señalaba en 2022 el informe ‘Situación de la LGTBIfobia en el trabajo’ elaborado por UGT.

«Cuando acabé la carrera y me cambié el nombre en el DNI, fue imposible encontrar empleo. Parece que las personas trans o nos especializamos para trabajar con personas trans u olvídate de encontrar otro empleo. Vas a cualquier entrevista de trabajo, te dicen que eres idónea para el puesto pero cogen a otra persona. Cuando eso pasa cinco, seis, siete veces… ves rápidamente que hay un patrón», denuncia.

  Mar CambrolléEUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES

Mar Cambrollé, histórica activista por los derechos de las personas trans en Andalucía, habla también alto y claro al respecto: «No sufrimos paro, sufrimos una exclusión pura y dura. Es un apartheid laboral», asegura a este medio. Cambrollé exige a las administraciones «políticas públicas para favorecer el acceso al mercado laboral», como cupos laborales de las ofertas públicas de trabajo o incentivos fiscales para los emprendedores trans. «¿Dónde están las personas trans en el Mercadona, en el Zara o en las plantillas dedicadas a las limpieza de hospitales o aeropuertos?», se pregunta.

Además del empleo, la activista también exige el reconocimiento de las personas no binarias, que las personas migrantes puedan modificar su documentación en las oficinas de extranjería, activar el régimen sancionador para los casos de lgtifobia y poner en marcha una ley para el reconocimiento de la «memoria trans». «El Estado ha vulnerado durante décadas los derechos de las personas trans. No solo hemos sido víctimas de una dictadura, sino también del olvido de la democracia. Por eso, hoy hay personas en el ocaso de sus vidas viviendo en la máxima pobreza y precariedad. Pedimos que esta gente tenga derecho a una pensión, donde la cotización se equipare al SMI, y a una vivienda social. Y si es una persona dependiente, plaza en una residencia pública donde se respete su identidad sexual», asegura Mar.

«La ley trans es insuficiente»

  Miembros de Granada VisibleCEDIDA POR LA ASOCIACIÓN

Garnet, una joven de 30 años y miembro de comisión trans de Granada visible, también reclama desde su asociación cambios en la actual ley trans, como la eliminación del periodo de reflexión (las dos comparecencias) o el plazo de reversión de seis meses. «Esto es, de algún modo, querer seguir tutelando a las personas trans», señala a El HuffPost.

De igual modo, critica que los menores de entre 16 y 14 años sólo puedan cambiar su sexo en el registro acompañados de sus padres o tutores legales, mientras que los de 12 a 14 años necesiten autorización judicial. «Esto supone una violencia para elles, que son obligades a conseguir una autorización judicial para el reconocimiento de su existencia. Si te toca un juez conservador, cabe la posibilidad de que pida informes médicos y eso nos lleve de nuevo a la patologización», asegura.

Granada Visible, una asociación socialista y anticapitalista, considera que la ley trans es «insuficiente» porque no garantiza la «plena libertad». «No seremos socialmente iguales ni totalmente libres hasta que superemos este sistema capitalista, patriarcal, racista y capacitista, acabando con la explotación y las diversas formas de opresión sobre las que se constituye», subraya Garnet. Además, considera «una burla» del Gobierno nombrar a Carmen Calvo presidenta del Consejo de Estado y a Isabel García presidenta del instituto de las mujeres por sus posturas contrarias al colectivo. «Exigimos los ceses de todo cargo público ocupado por cualquier persona tránsfoba», asevera.

«Yo me niego a decir que estas personas forman parte del feminismo», asegura Mar Cambrollé al respecto. «El feminismo, por su propia idiosincrasia, jamás podrá ser un vehículo para difundir odio y discriminación hacia otras mujeres o hacia un colectivo vulnerable. El feminismo habla de igualdad de todas las mujeres. De todas, sin excluir a ninguna», añade.

La activista subraya que personas como Carmen Calvo o Amelia Valcárcel «han hecho uso y abuso» de su poder «para difundir un discurso de odio». «La transfobia no es una opinión, es la materialización del odio hacia las personas trans. Y no podemos tener en las instituciones a personas que están en los mismos marcos ideológicos que tiene Vox», dice de forma rotunda.

Cambrollé celebra, en todo caso, el primer año de vida de una ley que «ha devuelto la dignidad a las personas trans» y manda un mensaje a esa «gente de bien» que se ha posicionado en contra de ella. «Las personas trans no tenemos nunca dudas de quiénes son, pero sí tenemos miedo a la hostilidad. A que nos traten mal por ser cómo somos. Pero no hay que malgastar ni un segundo de nuestras vidas en intentar agradar a alguien para caerle bien. Nuestras vidas pertenecen a nosotras mismas«, zanja.

https://www.huffingtonpost.es/feminismo/la-lucha-trans-continua-apartheid-laboral-reconocimiento-memoria.html

La Federación Plataforma Trans pide en una carta a Ana Redondo la destitución de Isabel García

La Federación Plataforma Trans pide en una carta a Ana Redondo la destitución de Isabel García

Tras la participación de Isabel García en un acto de contenido claramente tránsfobo donde se vinculaba a las personas trans con la pederastia

A la Atención de Ana Redondo, Ministra de Igualdad del gobierno español: 

Hace dos meses los colectivos trans, de familias y colectivos LGTBI expresamos nuestro rechazo al nombramiento de Isabel García Sánchez como directora del Instituto de las mujeres, por sus declaraciones en distintos actos públicos contrarias a la Ley 4/2023, de 28 de febrero, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, así como por sus comentarios tránsfobos a través de sus redes sociales. 

Aquellos días, Isabel García hizo una publicación en la red social Twitter/X en la que decía lamentar si alguno de sus “comentarios personales, manifestados durante el debate previo a la tramitación de la ley trans, hubieran podido causar alguna ofensa” y decía comprometerse con la Ley 4/2023, de 28 de febrero, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI. “Una ley que ha concitado el consenso político y que yo también apoyo firmemente” afirmó entonces García. Unos días después desde la Federación Plataforma Trans y Euforia Familia Trans Aliadas le entregábamos una solicitud de cese de Isabel García con casi 5.600 firmas. 

Un mes después, durante su comparecencia en la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados usted dijo ser consciente del malestar que había generado este nombramiento y dijo que el “currículum digital” (en referencia a sus comentarios tránsfobos en redes sociales) no había pesado en su decisión, quitándole importancia a la participación de Isabel García en varios actos de contenido tránsfobo y a las duras declaraciones realizadas en dichos actos. En aquel momento usted pidió confianza y aseguró que su equipo de Gobierno está comprometido con el avance de derechos y dijo que «quien no esté comprometido con esas líneas de gobierno en el Ministerio no tiene cabida en este grupo ministerial», además de afirmar que si se producía un nuevo ataque o “se cruzaban las líneas rojas” lo tendría usted en cuenta. 

La semana pasada, Isabel García ha vuelto a participar en un acto de contenido claramente tránsfobo, el “II Congreso Internacional DoFemCo”, una asociación que aglutina a docentes contrarias a las legislaciones trans, a los protocolos educativos de acompañamiento al alumnado trans y que niega la identidad de las infancias trans. Esta asociación ha felicitado la derogación de la ley trans de la Comunidad de Madrid llevada a cabo por el Gobierno de Díaz-Ayuso, instándola a ir todavía más allá. También ha instado a derogar las legislaciones trans existentes en el resto de Comunidades Autónomas, así como la ley trans/LGTBI estatal.   

En un reciente tuit de esta asociación sentenciaban: “las infancias trans no existen, las infancias trans se fabrican”. Además, entre los contenidos de dicho Congreso, había ponencias que negaban las infancias trans o que vinculaban a las personas trans con la pederastia.  

Nos parece totalmente incompatible la participación de Isabel García en un acto de estas características, con su ejercicio de cargo público que está al frente de una institución que dice representar a todas las mujeres. Los discursos de odio hacia las personas trans no pueden ser tolerados ni son compatibles con el cargo que ostenta esta persona como directora del Instituto de las Mujeres. Esta nueva aparición pública de García en un acto de marcado corte tránsfobo constituye sin duda un nuevo ataque a los derechos de las personas trans y cruza todas las líneas rojas sobre este tema. 

Por tanto, le instamos a llevar a cabo la inmediata destitución de Isabel García como directora del Instituto de las Mujeres, y a que quién la releve de sus funciones sea una persona que represente a todas las mujeres, también a las mujeres trans. Los discursos de odio nunca pueden tener cabida dentro de las instituciones. 

 

ILGA-Europe: «El alarmante aumento del discurso transfóbico en toda Europa genera preocupación por las elecciones de la UE»

ANTES DE LAS ELECCIONES DE LA UE DEL PRÓXIMO JUNIO, UN NUEVO INFORME MUESTRA UN MARCADO AUMENTO DE LAS DECLARACIONES ANTI-LGBTI Y, EN PARTICULAR, TRANSFÓBICAS DE POLÍTICOS DE TODA EUROPA.

Publicado hoy por ILGA-Europa, el 13º Informe Anual de la Situación de los Derechos Humanos de las Personas LGBTI en Europa y Asia Central informa de manera alarmante el discurso de odio de políticos en 32 países europeos a lo largo del año pasado, 19 de ellos estados miembros de la UE.

Ha habido una clara acumulación de discursos de odio contra la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) por parte de funcionarios de toda Europa, muchos de ellos dirigidos a personas trans, en países como los estados miembros de la UE, Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, Chequia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Rumania, Eslovaquia, España y Suecia.

La gran mayoría de las declaraciones anti-trans instrumentalizan a los niños, utilizando tácticas de miedo para crear oposición al acceso de los menores trans a la atención médica y a las restricciones a la educación. Esta es una tendencia más amplia que vemos en el uso de niños, y los políticos de toda Europa afirman que limitar el acceso a la información sobre las personas LGBTI evita daños a los menores.

El informe muestra claramente que la demonización por parte de los políticos combinada con los intentos de introducir legislación está impactando las tasas de suicidio y la salud mental, especialmente de los jóvenes LGBTI, y una escalada de protestas violentas frente a escuelas y bibliotecas, lo que hace que los jóvenes se sientan inseguros.

 Este alarmismo ha llevado directamente a un mayor aumento de los ataques. De los 54 países que informaron en la Revisión, solo seis de ellos no reportaron delitos de odio en 2023. En los otros 48 países, gran parte de la violencia verbal y física reportada estuvo dirigida a personas trans. Sólo un Estado miembro de la UE no informó de ningún delito de odio.

Dice Katrin Hugendubel, Directora de Defensa de ILGA-Europa: “Es en este clima que las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar el próximo junio. El discurso público se está volviendo más polarizado y violento, particularmente contra las personas trans, y la comunidad LGBTI ha experimentado la violencia más alta y más severa en toda Europa en décadas.

“Los valores y normas fundamentales sobre los que se fundó la UE –el respeto por la dignidad y los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad y el Estado de derecho– están siendo cuestionados, y los derechos humanos, y en particular los derechos humanos de las personas, están siendo cuestionados. Las personas LGBTI se enfrentan a un fuerte desafío por parte de las fuerzas de extrema derecha. Los derechos y la humanidad de las personas LGBTI se explotan cada vez más para dividir a las sociedades y socavar la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos”.

La próxima semana, ILGA-Europa lanzará su campaña Come Out 4 Europe, que brindará a los candidatos al Parlamento Europeo la oportunidad de mostrar cómo apoyarán y protegerán los derechos de las personas LGBTI como miembros electos del Parlamento Europeo.

Dice el Director Ejecutivo de ILGA-Europa, Chaber: “Los derechos LGBTI están siendo atacados y los niños están siendo perjudicados en el proceso. Mientras somos testigos del ascenso de fuerzas políticas que cuestionan los derechos y libertades fundamentales básicos, las elecciones del próximo junio serán un momento crucial para la UE y para las personas LGBTI. A la luz de las conclusiones del Informe Anual de 2024, nuestra campaña ‘Come Out 4 Europe’ exigirá compromisos políticos claros para salvaguardar los derechos humanos, la democracia y la libertad de los candidatos al Parlamento Europeo».

 


Parte relativa al Estado español en el nuevo informe de ILGA-Europe:

ASILO

El Ministerio del Interior compartió que aproximadamente el 10% de todos los solicitantes de asilo son LGBTI+, pero la tasa de aceptación de sus solicitudes cayó del 16% al 10% entre 2020 y 2021, según informó KifKif.

DISCURSO MOTIVADO POR SESGOS

El discurso de odio contra las personas LGBT siguió siendo un problema grave (ver casos aquí y aquí) y la retórica anti-trans siguió ganando más terreno. Considerando que entre el 7% y el 8% de la población total es LGBTIl, el 29% afirmó haber sufrido acoso, el 27% sufrió discriminación y el 8% agresiones verbales o físicas.

Un estudio de una consultora privada mostró que el odio en línea creció un 130% entre 2019 y 2022. Otro estudio del colectivo Lambda encontró que la mayoría del discurso de odio anti-LGBTI+ en línea está dirigido a personas trans.

El discurso de odio por parte de los políticos también siguió siendo común (ver aquí y aquí). Vox y el Partido Popular (PP) siguieron amenazando con impugnar la nueva ley trans. Se colgaron pegatinas contra la ley trans en Tarragona, calificándola de homófoba. El Colegio de Médicos de Madrid calificó la ley de “bárbara”.

Debido a las opiniones divididas sobre los derechos de las personas trans y el trabajo sexual, ciudades como Madrid, Santiago de Compostela y Gijón organizaron marchas opuestas durante el Día de la Mujer.

Este año se condenó a varios autores de discursos de odio anti-LGBTI+ (ver aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí). Trece organizaciones, incluidas ONG y sindicatos, firmaron un Pacto Social contra el discurso de odio en el que se pedía un acuerdo nacional que protegiera a las minorías del discurso de odio en la esfera pública.

VIOLENCIA MOTIVADA POR SESGOS

El Ministerio del Interior documentó 459 delitos de odio contra las personas LGBT en 2022 (2021: 466), el segundo tipo más común después de los ataques racistas. Otra encuesta de la Federación Estatal LGTBI+ arrojó que el 8,6% de las personas LGBTI+ han sufrido agresiones en los últimos cinco años. Las ONG continuaron la campaña de sensibilización para «Detener el odio».

El Observatorio contra la LGTBIfobia de Coruña publicó su quinto informe anual, constatando un descenso del 17% de los casos en 2022 respecto a 2021. El Observatorio contra la Homofobia de Cataluña también documentó menos delitos de odio anti-LGBTI en el mismo periodo, pero fueron más violentos que antes. También encontró un aumento significativo este año, un 18% en el primer semestre de 2023. Barcelona anunció que brindaría asesoramiento jurídico gratuito a las víctimas de la violencia anti-LGBTI+. La Oficina contra la Discriminación de Valencia está poniendo en marcha un sistema de documentación de los delitos de odio.

Innumerables crímenes de odio volvieron a repetirse este año en toda España, incluidos casos de violencia familiar en los que los padres maltrataban a sus hijos. por su orientación sexual o identidad de género. Una mujer trans fue asesinada en Barcelona en febrero.

Un monumento a un ícono trans popular fue nuevamente vandalizado en mayo en Madrid y las banderas del arcoíris fueron derribadas nuevamente.

Este año fueron condenados varios autores de crímenes de odio contra las personas LGBT, incluidos asesinatos y violencia sexual.

INTEGRIDAD CORPORAL

Alegando razones de procedimiento, en enero el gobierno de Madrid cerró el segundo caso contra Elena Lorenzo por impartir su curso «Camino a la heterosexualidad», es decir, una forma de la llamada «práctica de conversión».

En febrero se adoptó la ley LGBTI, que incluye la prohibición de las llamadas “prácticas de conversión” y de las cirugías no consensuales realizadas a niños intersexuales menores de 12 años.

EDUCACIÓN

Un niño trans de 12 años se suicidó en Barcelona en febrero debido al acoso transfóbico en el colegio. Una chica trans de 15 años se suicidó en Mallorca en junio, en lo que podría haber sido consecuencia de un acoso escolar transfóbico.

El estudio de COGAM encontró que el 35% de los estudiantes en Madrid tienen prejuicios hacia los compañeros LGBTI (2019: 15%). El 7% de los estudiantes LGBT y el 17% de los trans sufrieron insultos. El 42% de los estudiantes preferiría que su pareja no fuera bisexual.

Asturias modificó su protocolo contra el acoso escolar para incluir la orientación sexual y la identidad de género como motivos protegidos.

La nueva Ley de Familia, adoptada en marzo, no incluye la prohibición del “veto parental”, lo que habría permitido a los padres impedir que sus hijos participen en talleres escolares que incluyan contenidos que vayan en contra de sus creencias o su moral.

EMPLEO

El estudio de FELGTBI+ encontró que sólo una de cada diez personas LGBTI+ habló con sus superiores en el trabajo. El 75% de las personas LGBTI+ creen que tienen menos oportunidades profesionales, según un amplio estudio realizado por un sindicato nacional.

Un empleado fue despedido por someter a un colega a acoso homofóbico.

Un granjero gay se declaró en huelga de hambre y caminó más de 100 kilómetros para reunirse con el Ministro de Agricultura de la región después de que se le negara el uso de los pastos públicos de su aldea y fuera blanco de insultos homofóbicos.

La nueva ley LGTBI establece que las empresas de más de 50 trabajadores tendrán que disponer de planes de igualdad LGTBI en el plazo de un año.

IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN

El estudio de FELGTBI+ encontró que más de la mitad de los encuestados ocultaron su identidad a su familia. El Observatorio Vasco de la Juventud encontró que el 14% de los jóvenes LGBT (15-29) se sintieron discriminados por motivos de orientación sexual o identidad de género. El 70% de las personas LGBTI+ y el 82% de las personas trans en Palma han sido discriminadas.

Valencia adoptó su primer Plan Municipal de Diversidad Sexual y de Género (2023-2027), que, entre otras cosas, prevé baños y vestuarios neutros en cuanto al género. Castilla-La Mancha puso en marcha en marzo el Servicio de Atención Integral a personas LGTBI.

En julio, Canarias acordó crear un Comité Consultivo para la Igualdad Social y la No Discriminación por Identidad de Género, Expresión de Género y Características Sexuales, para implementar la ley regional LGBTI adoptada en 2021.

En noviembre, Madrid propuso enmiendas regionales para limitar los derechos de su población LGBTI, especialmente de las personas trans, incluyendo permitir prácticas de conversión para las personas trans. Treinta organizaciones organizaron una protesta que reunió a 15.000 participantes, según los organizadores.

FAMILIA

La ley LGTBI, aprobada en febrero, permite que las parejas de mujeres del mismo sexo sean reconocidas automáticamente como progenitoras, sin necesidad de estar casadas y pasar por adopción.

La nueva Ley de Familia, adoptada en marzo, reconoce y protege las diversas formas de familia.

LIBERTAD DE REUNIÓN

Se estima que una cifra récord de 1,5 millones de personas (2022: 600.000) se unieron a la manifestación del Orgullo de Madrid de este año, que tuvo lugar unas semanas antes de las elecciones generales y con el lema ‘Por nuestros derechos, por nuestras vidas: con Orgullo’.

Miles de personas se unieron al Orgullo Crítico de Madrid a finales de junio para hablar en contra de la extrema derecha.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Las disputas legales por la exhibición de banderas arcoíris continuaron este año. Los concejales de Vox solicitaron que se retiraran las banderas de los edificios públicos en varias regiones. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictaminó que la bandera no debe retirarse del edificio del parlamento regional ni del ayuntamiento de Valladolid. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló en contra de la bandera.

Vox y los grupos religiosos ultraconservadores continuaron librando una guerra cultural contra las obras de temática LGBTI+, incluidas obras de teatro, libros, exposiciones y películas.

En A Coruña, gobernada por el PSOE, el ayuntamiento no ha izado la bandera arcoíris en los últimos cuatro años, a pesar de que así lo solicitan cada año las organizaciones LGTBI+.

SALUD

España introdujo las bajas laborales relacionadas con la regla y el aborto.

Vox reiteró su postura contra el acceso de los menores a una asistencia sanitaria transespecífica. Madrid anunció que requeriría el dictamen de un psicólogo antes de suministrar hormonas a menores trans de 16 años o más.

Las Islas Baleares adoptaron el primer protocolo sanitario de España para personas intersexuales. El gobierno conservador regional recién elegido no ha establecido un cronograma para su implementación.

La Unidad de VIH del Hospital Clínic de Barcelona habló sobre la vulnerabilidad de las personas trans migrantes y trabajadoras sexuales al VIH. Según el Clínico, el 87% de la población trans con VIH que atiende el Clínic son mujeres latinoamericanas y el 88% son trabajadoras sexuales.

El informe compartió que la Clínica Universidad de Navarra (Opus Dei) clasifica la “transexualidad” y la “homosexualidad” como “trastorno” o “desviación”.

RECONOCIMIENTO LEGAL DE GÉNERO

En febrero, el Senado adoptó la ley federal de reconocimiento de género (la ley LGTBI) que fue votada en la Cámara Baja en diciembre de 2022. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otros expertos de la ONU, y el Comisionado para los Derechos Humanos de El Consejo de Europa elogió la legislación progresista. La ley, que entró en vigor el 1 de marzo, establece la autodeterminación para los mayores de 16 años, el consentimiento de los padres para los de 14 y 15 años y la autorización judicial para los de 12 y 13 años. Sin embargo, todos los solicitantes tendrán que registrar su solicitud, esperar hasta tres meses y luego reafirmar su deseo de LGR.

LGR será accesible para solicitantes de asilo y residentes que provengan de países donde LGR no está disponible.

El reconocimiento no binario no está incluido. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictaminó en mayo que la identidad de género de una persona no binaria, Andrea Speck, debe ser reconocida en el Registro Europeo de Ciudadanía del Ministerio del Interior. Speck tiene la nacionalidad alemana y desde 2019 incluye «buzos» como marcador de género en sus documentos alemanes. La sociedad civil acogió con satisfacción la ley, pero está preocupada por las lagunas que aún existen para los menores y las personas no binarias.

Los medios compartieron historias de las primeras personas trans que cambiaron su género legal sobre la base de la nueva ley trans.

Vox mantuvo su posición contra la ley trans presentando un recurso ante el Tribunal Constitucional en mayo, alegando que la ley era un “asalto por ideología de género” que perjudicaba a menores. El PP anunció en abril que haría lo propio, presentando su recurso en junio.

PARTICIPACIÓN EN LA VIDA PÚBLICA, CULTURAL Y POLÍTICA

En junio, la activista trans Sandra Rodríguez Salas dimitió como concejala del PSOE en Granada debido a una “transfobia latente” en el partido. Carla Antonelli, que dejó el PSOE por Más Madrid, se convirtió en julio en la primera senadora trans. La candidata municipal Pilar Lima en Valencia fue blanco de discurso capacitista y lesbofóbico. Un candidato gay a las elecciones municipales, Óscar Balcones, denunció amenazas homofóbicas y mensajes de odio.

Según la nueva Ley de Deportes de España, la discriminación contra las personas LGBTI en el deporte está prohibida. En mayo, sin embargo, la Federación Española de Baloncesto se negó a permitir que un jugador trans participara en la segunda liga. Valencia acogió una carrera a pie, que por primera vez contó con una categoría no binaria. Un portero de la cuarta división de fútbol salió con un cariñoso beso tras un partido exitoso. También salió un famoso cantaor flamenco.

Una producción de la ópera Tosca en Sevilla recibió críticas homofóbicas por presentar una escena entre personas del mismo sexo.

POLICÍA Y APLICACIONES DE LA LEY

A petición del Defensor del Pueblo de España, las autoridades informaron que hasta abril de este año, 79 personas trans estaban recluidas en cárceles, pero no aclararon qué determinaba en qué instalaciones de género fueron colocadas. Desde 2006, las Instituciones Penitenciarias permiten a personas trans los convictos deben ser alojados en prisión según su género.

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

La nueva ley del aborto, que permite a mayores de 16 años interrumpir el embarazo sin permiso de los padres, entró en vigor el 1 de marzo. La ley también establece el derecho al aborto en las clínicas estatales y prevé la gratuidad de anticonceptivos y la píldora del día después en las clínicas estatales. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, elogió la ley progresista. Inaugurada en Valencia una clínica especializada en apoyar a personas trans en cuidados de fertilidad.

SEGURIDAD SOCIAL Y PROTECCIÓN SOCIAL

Cataluña publicó una guía para que todos los proveedores de servicios sociales infantiles y juveniles incorporen la perspectiva LGBTI+ en su trabajo y una guía para quienes trabajan con personas mayores.

VER INFORME COMPLETO

Isabel García, directora del Instituto de las Mujeres, participa en un acto abiertamente tránsfobo 

Isabel García, directora del Instituto de las Mujeres, participa en un acto abiertamente tránsfobo 

En el evento, organizado por Docentes Feministas por la Coeducación”, se equiparaba a las personas trans con la pederastia, entre otros asuntos.

Isabel García, directora del Instituto de las Mujeres, vuelve a sembrar la polémica acudiendo a un acto organizado por la asociación “Docentes Feministas por la Coeducación”, una asociación de docentes de corte tránsfobo, que aglutina a docentes contrarias a las legislaciones trans, a los protocolos educativos de acompañamiento al alumnado trans y se define en contra de la identidad de género. 

Todavía no hace dos meses desde que Isabel García, en respuesta a la gran polémica suscitada por su nombramiento al frente del Instituto de las Mujeres, publicara un hilo en la red social X (antes Twitter) donde lamentaba “si alguno de mis comentarios personales, manifestados durante el debate previo a la tramitación de la ley trans, hubieran podido causar alguna ofensa” y decía trasladar su “total y absoluto compromiso con la Ley 4/2023, de 28 de febrero, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI. Una ley que ha concitado el consenso político y que yo también apoyo firmemente”.  

 No es muy compatible ese “total y absoluto compromiso” con la ley trans/LGTBI con acudir a un acto con una organización que es una de sus mayores detractoras. Y es que entre los objetivos que se marcan Docentes Feministas por la Coeducación están, entre otros: La derogación de las leyes trans (tanto autonómicas como la estatal) y “Derogar protocolos educativos trans y la eliminación de la identidad de género”. 


Entre las asistentas a este congreso también se encontraba la también miembro de DoFemCo, Silvia Carrasco Pons, que es a su vez fundadora de ‘Feministes de Catalunya’ organización pantalla del TERFismo en Catalunya que se ha encargado de expandir en Catalunya el ideario TERF exportado por feministas conservadoras vinculadas al PSOE. Carrasco ya ha sido protagonista de anteriores polémicas por sus posicionamientos abiertamente tránsfobos, así como por ser una de las principales impulsoras de la denuncia contra 27 estudiantes por la ocupación del rectorado de la UAB durante una protesta estudiantil.  

 Entre los contenidos de este congreso podemos encontrar una ponencia que vincula a las personas trans con la pederastia, impartida por Irene Ortega Beltrán y llamada «Relación entre la teoría queer y la normalización de la pedofilia» . En la descripción de la charla añade además: “Desde sus orígenes la teoría queer nos muestra como transgresor la violencia sexual de toda la vida (pederastia, prostitución, pornografía). Agenda queer y normalización de la pederastia“. Otra de las ponencias, impartida por Cristina Lozano González, se titula “Transhumanismo y transgenerismo en la posmodernidad”.  

 Docentes Feministas por la Coeducación” es además firmante del comunicado, junto a la asociación Amanda, la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, FeMes – Feministas Socialistas y Fórum Feminista de Madrid del comunicado que recientemente aplaudía la derogación de la ley trans de la Comunidad de Madrid por parte de Isabel Díaz Ayuso, a la que calificaba de “necesaria, pero insuficiente” e instaba a Ayuso a ir más allá todavía, limitando el acceso del alumnado trans a “espacios seguros” tales como baños, vestuarios… Además instaba a todas las comunidades autónomas a derogar las legislaciones trans/LGTBI donde se reconoce la autodeterminación de género y pone también en el punto de mira la ley trans/LGTBI estatal y exigela reforma de todos los aspectos perniciosos que incluyó la ley aprobada por el ejecutivo de Pedro Sánchez”. En un tweet al hilo de la reciente aprobación de la ley trans en Euskadi, DoFemCo afirmaba que “las infancias trans no existen, las infancias trans se fabrican”. 

El Congreso contaba también con el apoyo del Ayuntamiento de Riba-Roja de Turia, cuyo alcalde, Roberto Raga Gadea (del PSOE) inauguró el acto. Una vez más cargos públicos dando su apoyo a espacios donde se vierten discursos de odio contra las personas trans y poniendo espacios públicos como altavoz para la transfobia.

Hace unas semanas, Ana Redondo, actual ministra de Igualdad, decía ser “consciente del malestar” suscitado con el nombramiento y lo justificó diciendo que no tenía en cuenta el “curriculum digital” de García (en referencia a sus declaraciones transfobas en las redes sociales) quitándole importancia a sus mensajes de odio contra el colectivo trans. Redondo pidió entonces confianza y afirmó que, si se producía “cualquier ataque a las líneas rojas del Ministerio”, lo tendrían en cuenta.  

 Ahora unas semanas después de estas declaraciones, y tras la participación de Isabel García en este Congreso, la pelota está en el tejado de la ministra. ¿Tomará medidas tajantes como la destitución de García? ¿O seguirá mirando hacia otro lado y hablándonos de “curriculums digitales” mientras obvia la participación de la directora del Instituto de las Mujeres en un acto donde se vierten discursos de odio contra un colectivo vulnerable y estigmatizado como es el colectivo trans? 

@Edur_LH

*Nota: Algunos de los datos utilizados para redactar este artículo han sido extraídos del excelente hilo publicado en Twitter/X por @Luna_Eterna1, que adjuntamos a continuación