Pena de cárcel para el jefe de seguridad de una discoteca de Jaén por agredir a una mujer trans

Pena de cárcel para el jefe de seguridad de una discoteca de Jaén por agredir a una mujer trans

La víctima acabó perdiendo cuatro piezas dentales

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado íntegramente la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén en la que se condena a tres años de prisión al responsable de seguridad de una discoteca de Jaén capital que en diciembre de 2021 agredió a una mujer trans a la que le propinó numerosas patadas y golpes hasta el punto de que acabó perdiendo cuatro piezas dentales.

Los hechos, ahora confirmados por el TSJA y a los que accedido Europa Press, se remontan al 5 de diciembre de 2021 cuando el acusado, que entonces tenía 57 años, sobre las 6,00 horas, «tras recriminar a la víctima por colocar el abrigo y bolso sobre la barra de la discoteca», «la cogió en volandas, tirándola al suelo» para seguidamente ordenar a dos personas de seguridad que la sacaran del local.

Ya en el exterior, según recoge la sentencia como hechos probados, el acusado «comenzó a agredirla , golpeándola con patadas y puñetazos, ocasionándole heridas en la cara y las mamas, produciéndole la pérdida de cuatro dientes incisivos centrales». La sentencia sigue sin ser firme y puede recurrirse en casación al Tribunal Supremo.

La Audiencia no consideró acreditado que el acusado actuara contra la víctima por su condición de transexual, ni que hubiera proferido insultos o expresiones homófobas contra la misma, de ahí que lo absolviera del delito de odio.

No obstante, sí que le condenó como responsable de un delito de lesiones generadoras de deformidad por el además de la pena de prisión se le impuso el pago de 12.290 euros en concepto de indeminización a la víctima por secuelas y daños morales. También se le condenó al pago de las costas, incluidas las de la acusación particular.

Fue la defensa del acusado la que interpuso el recurso de apelación ante el TSJA por entender que se había vulnerado el derecho de presunción de inocencia y que los hechos no integraban un delito de lesiones con deformidad sino un delito básico de lesiones dolosas.

Los dos motivos esgrimidos han sido rechazados por el TSJA argumentando que la prueba de cargo practica en su día en el juicio «ha enervado la presunción de inocencia y ha sido valorada de modo fundamentado y razonable por la Audiencia Provincial».

Sobre el segundo punto, el TSJA hace constar que la agresión «fue manifiestamente dolosa y, además, su previsibilidad abarcaba como factible el resultado lesivo que se produjo», de ahí que se rechace el que la defensa abogue por un delito básico de lesiones.

https://www.larazon.es/andalucia/jaen/pena-carcel-jefe-seguridad-discoteca-jaen-agredir-trans_20240616666e9600fc83ee000134b9dd.html

Los problemas que enfrentaron las personas trans para votar en las europeas: “Pensó que estaba cometiendo fraude de ley”

Los problemas que enfrentaron las personas trans para votar en las europeas: “Pensó que estaba cometiendo fraude de ley”

Bruno León, conocido creador de contenido, denunció en redes sociales que le intentaron negar el derecho al voto “por ser trans”

“Ayer se me negó el derecho al voto por ser trans”. Así comienza el vídeo de Bruno León (@bruno.leon_), conocido creador de contenido español, en el que denuncia la situación hostil que vivió el pasado domingo al ir a votar en las elecciones al Parlamento Europeo.

“En cambio, empezaron a hablar entre ellos y no quisieron escucharme”, relata. Bruno resalta la actitud agresiva del presidente de mesa, que no paraba de resaltar su cambio de sexo frente a una sala llena de votantes. “A mí no me da ninguna vergüenza ser trans, pero evidentemente yo elijo dónde y cuándo salir del armario”, defiende en su vídeo.

En especial, destaca la actitud de uno de los apoderados, perteneciente a la formación política de Vox, que dejó claro su descontento entre resoplidos. “Han conseguido ser un partido que intimida cuando estás solo”, asegura.

“Estamos cansados de entender la violencia”

“El presidente no supo cómo actuar y es lamentable el hecho de entenderlo, porque me pongo en su lugar y pienso que ese señor hubiese preferido mil veces estar en su casa que gestionando una situación para la que no le dieron herramientas y él solo intento hacer las cosas bien, con mucha torpeza y muy poca empatía. El problema no es el presidente de la mesa, ni el responsable, ni las otras mesas que tampoco sabían que hacer, el problema es estructural, es cultural y social”, reflexiona cuatro días después de los comicios. “Ese señor pensó que yo estaba cometiendo fraude de ley porque lleva un año encendiendo la tele y viendo cómo hay personas que utilizan los vacíos legales de la Ley Trans. Se nos está presentando como estafadores y delincuentes”, critica.

“Todo el mundo me pidió paciencia, entendimiento y comprensión, es lo que nos exigen a las personas trans que entendamos que esto es nuevo, que entendamos que no todo el mundo está acostumbrado a esto” como me dijeron en la sala de votaciones. Estamos cansados de entender la violencia y de esperar a que el mundo quiera ser un lugar amable. Si yo siento que un colegio electoral es un lugar hostil, si lo sienten mis compañeros, la democracia no es un sistema para todas”, asevera.

“Las personas trans necesitamos ir a votar y que se nos escuche”

Bruno León (@bruno-leon_), tras su primera media maratón en febrero, mes en el que logró su cambio de sexo (Instagram)Bruno León (@bruno-leon_), tras su primera media maratón en febrero, mes en el que logró su cambio de sexo (Instagram)

Bruno cuenta que ha recibido gran apoyo desde su vídeo, entre ellos los de la senadora Carla Antonelli, que se ha hecho eco del vídeo en sus propias redes. Pero también aparecieron “consejos de cuñao señalando culpas, cuando considero que en este suceso la culpa no existe por parte de nadie”. Ante las críticas por no haber cambiado el censo, él asegura que realizó los trámites. “Cambié el padrón y todos los papeles del ayuntamiento, me dijeron que no pasaría nada, pero pasó”.

“Los comentarios que más me sorprenden son lo que me dicen pues no votas y ya está, y ya está… Ojalá pertenecer a ese grupo de personas que les da igual la política, que se pueden permitir no ir a votar, que su vida gobierne quien gobierne sea una vida digna y segura, pero no es así. Las personas trans necesitamos ir a votar y que se nos escuche, necesitamos políticas que nos defiendan y necesitamos asegurar los derechos que tanto nos ha costado conseguir”.

Entre críticas y apoyos, se pueden leer los testimonios de personas trans que pasaron por casos similares. “Fui asustado a votar, sabiendo que en las listas aparecía con mi dead name y en mi DNI pone Aslan. En todo momento fueron super majas conmigo, me trataron con los pronombres adecuados… Pensé que sería horrible, pero me sentí muy tranquilo a la hora de votar. ”, cuenta uno de sus seguidores. “A mí el año pasado me tocó en la mesa electoral sin haberse cambiado nada en el censo, sé lo que se siente”, afirma otro.

“Denunciar este tipo de cosas te remueve y te enfrenta a una realidad a la que, gracias a mi entorno, no estoy acostumbrado. La gente no quiere entender muchas cosas, pero me quedo con el gran apoyo que recibo cada día en redes”, concluye.

https://www.infobae.com/espana/2024/06/12/los-problemas-que-enfrentaron-las-personas-trans-para-votar-en-las-europeas-penso-que-estaba-cometiendo-fraude-de-ley/

Muere la activista trans Silvia Reyes, pionera defensora de los derechos LGTBI+

Muere la activista trans Silvia Reyes, pionera defensora de los derechos LGTBI+

Participante de la primera manifestación del orgullo celebrada en Barcelona en 1977, tenía 75 años.

La histórica activista trans Silvia Reyes, nacida en Las Palmas de Gran Canaria aunque afincada desde hace más de medio siglo en Barcelona, una de las primeras voces en luchar por los derechos LGTBI+ en España y participante de la primera manifestación del orgullo de 1977, ha fallecido este miércoles en la capital catalana a los 75 años.

El Pride! de Barcelona ha confirmado su muerte mediante un mensaje en su cuenta de la red social X, desde donde han recordado su carácter «incansable» para la defensa del colectivo y los derechos humanos.

Encarcelada por trans

Fue su condición de «transexualidad», delito bajo la ley franquista de peligrosidad y rehabilitación social, la que la llevó a pasar por prisión a principios de los años 70 y junto a otras 37 mujeres en la misma situación.

Hasta la muerte del dictador Francisco Franco, no pudo vivir en libertad en España y por eso también pasó una etapa de su vida en París y Suiza, donde se dedicó al espectáculo.

Además, hace seis años Reyes participó en el documental Crits de llibertat y en el libro La doble transición del periodista extremeño Raúl Solís.

Pagó un precio alto «por luchar por su libertad»

Numerosas asociaciones han transmitido este miércoles su pésame y palabras de recuerdo para Reyes, como la entidad de familias trans Chrysallis, desde donde han destacado su personalidad.

Se concentran en Barcelona para denunciar el aumento de agresiones transfobas

Se concentran en Barcelona para denunciar el aumento de agresiones transfobas

Las principales plataformas explican que en las últimas agresiones han detectado un patrón: las hacen personas más jóvenes y actúan en grupo

Un centenar de personas se han concentrado a las 18 h en la supermanzana de Sant Antoni, entre la calle del Parlament y la del Conde Borrell, en una protesta en contra del aumento de agresiones tránsfobas . Bajo el lema «¡Basta transfobia: detengamos el odio y el fascismo!», han denunciado que durante el último mes ha habido un aumento de las agresiones a personas del colectivo LGTBIQ+, principalmente hacia personas no binarias y transexuales.

Denuncian más discriminaciones y agresiones a personas trans desde que se aprobó la ley
El Observatorio contra la LGTBI-fobia explica que el último ataque violento contra personas del colectivo fue este viernes en la Trinitat Vella

El Observatorio contra la LGTBI-fobia ha explicado que les preocupa que los autores de estos ataques son cada vez más jóvenes , en algunos casos menores de edad, y que actúan en grupo . Esto podría estar marcando un patrón de comportamiento que, aseguran, «hay que trabajar para eliminarlo» .

Les preocupa el aumento de fuerzas de extrema derecha

La convocatoria la han realizado la Federación Plataforma Trans, la Plataforma LGTBIcat y el Observatorio contra la LGTBI-fobia a través de sus cuentas de X. Los representantes de estos organismos han coincidido en que el aumento de fuerzas políticas de extrema derecha y sus discursos “sin filtros” son un peligro para la población más joven. Además, las redes sociales, en las que se puede compartir contenido libremente, tienen mucha influencia en la creación de opinión.

Por eso piden medidas urgentes , especialmente en el campo educativo, a las principales autoridades de Barcelona. Creen que es esencial educar en perspectiva de género y en responsabilidad afectiva .

Fuente: https://beteve.cat/societat/centenar-persones-concentrVideo thumbnailen-denunciar-augment-agressions-transfobes/

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

Por ATC Llibertat

En la transición de la dictadura franquista a la democracia en España, se esperaba un cambio radical en la sociedad, una ruptura con el pasado opresivo y la apertura hacia un futuro de igualdad y libertad para todos. Sin embargo, para las personas transgénero, esa transición no significó el fin de la discriminación y la exclusión social. Las últimas infancias trans de la dictadura franquista, hoy en día entre los 50 y los 80 años de edad, son testigos de una historia de marginalización y sufrimiento que persiste hasta nuestros días.

Estas personas transgénero, que vivieron su infancia bajo la sombra de la dictadura, experimentaron una doble opresión: la represión del régimen autoritario y la negación de su identidad de género. La falta de reconocimiento y apoyo para su verdadero ser las obligó a vivir en la clandestinidad, enfrentando el estigma y la discriminación en silencio.

Con la llegada de la democracia, se esperaba un cambio positivo en la situación de las personas trans. Sin embargo, las primeras juventudes trans en esta nueva era democrática continuaron enfrentando barreras y obstáculos en todos los ámbitos de la vida. La discriminación laboral, la falta de acceso a la educación y la atención médica adecuada, así como el acoso y la violencia en la vida cotidiana, siguieron siendo una realidad para muchas personas trans en España.

Hoy en día, estas últimas infancias trans, que ahora son personas mayores, se enfrentan a condiciones precarias y exclusión laboral debido a décadas de discriminación sistémica. Muchas de ellas viven en la pobreza, sin acceso a una jubilación digna ni a los servicios básicos que merecen como ciudadanos.

Es imperativo que el Estado español reconozca la deuda histórica que tiene con estas personas trans y asuma la responsabilidad de reparar el daño causado. Esto implica ofrecer disculpas públicas por el trato discriminatorio y la exclusión sufrida durante la dictadura franquista y en los primeros años de la democracia. Además, se requieren medidas concretas para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para las personas trans en todas las etapas de la vida.

El reconocimiento legal de la identidad de género, la implementación de políticas inclusivas en áreas como la educación y el empleo, así como la sensibilización de la sociedad son pasos fundamentales hacia la construcción de una sociedad más justa e igualitaria para todas las personas, independientemente de su identidad de género.

En resumen, es hora de que España reconozca y repare las injusticias históricas cometidas contra las personas trans, especialmente aquellas que vivieron su infancia durante la dictadura franquista y que ahora enfrentan condiciones precarias en su vejez. La igualdad y la dignidad de todas las personas, independientemente de su identidad de género, son valores fundamentales que deben ser protegidos y promovidos en una sociedad democrática y justa.

La deuda pendiente con las personas trans en España: Reconocimiento y reparación

El Consejo de Europa pide a los países procesos de cambio de sexo legal basados en la autodeterminación de género

El Consejo de Europa pide a los países procesos de cambio de sexo legal basados en la autodeterminación de género

x Marta Borraz

El organismo celebra que hasta 11 Estados miembro –entre ellos España a través de la Ley Trans– hayan aprobado procedimientos de este tipo “y otros tantos estén considerando hacer lo mismo” y lamenta que en el resto sigan exigiéndose requisitos como la esterilización, los tratamientos médicos, el divorcio o los diagnósticos psiquiátricos.

Asimismo, la recomendación del Consejo de Europa pasa por poner en marcha procedimientos “accesibles a los menores” teniendo en cuenta “sus opiniones, su madurez y su interés superior” de forma “ideal” sin límite de edad –en España, no se permite por debajo de los 12 años–. Además, insta a los países a “considerar” incorporar una tercera opción de género para las personas no binarias y “revisar la necesidad y proporcionalidad de incluir marcadores de género” en los documentos públicos.

El informe hace un balance general de los avances y asignaturas pendientes para garantizar “que las personas trans pueden disfrutar sus derechos humanos” y concluye que hay una “mayor visibilidad y conciencia” sobre esta realidad “en todos los niveles de la sociedad” así como “una mejor protección legal” pero, paradójicamente, “contrastan con tasas sorprendentemente altas de discriminación, violencia e inseguridad que experimentan las personas trans en su vida diaria”.

“Un retroceso en derechos humanos”

El contexto actual está marcado “por un retroceso en materia de derechos humanos” en el que los grupos más discriminados, entre ellos las personas trans, “son cada vez más instrumentalizados para obtener beneficios políticos”, esgrime Mijatović, que alerta de que los llamados grupos antigénero “están ganando terreno”: “Socavan los derechos de todos, pero su enfoque en las normas tradicionales sobre el sexo y el género es particularmente destructivo para las personas trans”, añade la comisaria.

Entre las recomendaciones que hace el Consejo de Europa, además de la autodeterminación de género, se encuentra garantizar “el acceso a atención médica específica” para las personas trans, que las niñas, niños y adolescentes vean respetada su identidad en el ámbito educativo, recopilar datos sobre las “experiencias de vida” de las personas trans o asegurar que las leyes nacionales prohíben la discriminación basada en la identidad o expresión de género.

La comisaria se hace eco de la oposición a estas legislaciones en algunos países bajo la premisa de que “hacer procedimientos más accesibles” para las personas trans puede provocar que haya hombres que utilicen la norma con un objetivo distinto y busquen “acceder a espacios exclusivos para mujeres”. En el informe asegura “no estar convencida” de este argumento, califica estas objeciones de “engañosas” y apuesta “en cualquier caso” por la opción de “abordar adecuadamente medidas que disuadan y castiguen” el fraude de ley en vez de limitar el cambio de sexo legal para las personas trans.

Mijatović evita nombrar específicamente a los sectores políticos y sociales que defienden estos extremos –en España, una parte del movimiento feminista y el Partido Popular–, pero recalca que “los supuestos conflictos de derechos” entre mujeres cis y personas trans “a menudo no se confirman en la realidad y se basan en su mayoría en prejuicios dañinos” sobre estas últimas. “No existe tal cosa como otorgar derechos especiales y hacer realidad los derechos humanos de las personas trans no socava los derechos de otros. Los derechos humanos son universales: se aplican a todos por igual”, subraya la comisaria.

https://www.eldiario.es/sociedad/consejo-europa-pide-paises-procesos-cambio-sexo-legal-basados-autodeterminacion-genero_1_11211109.html

La lucha trans continúa: ‘apartheid laboral’ y reconocimiento de su memoria

La lucha trans continúa: ‘apartheid laboral’ y reconocimiento de su memoria

En febrero del año pasado, sólo cinco días después de que la ley trans fuera aprobada de forma definitiva en el Congreso, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo criticó a Pedro Sánchez en el Senado por sacar adelante esta norma que molestaba «a la gente de bien». Estas palabras, a todas luces desafortunadas, provocaron la reacción airada de la bancada socialista y el presidente del Gobierno le contestó así: “Nunca imaginé que reconocer derechos a minorías, en este caso al colectivo trans, fuese molestar a la gente de bien”.

Para la derecha y la ultraderecha, para la Iglesia, para los medios de ideología conservadora y para un sector destacado del feminismo, las personas trans no son «gente de bien». Y eso tiene una traducción peligrosa en las calles. Desde que se empezó a elaborar la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad, bajo mandato de Irene Montero, los discursos tránsfobos y de odio hacia este colectivo se han disparado en España. Cataluña, por ejemplo, cerró 2023 con récord de agresiones por LGTBIfobia: el 25% fueron contra personas trans. En Andalucía, la Junta presentó el pasado enero un informe que corrobora que las agresiones al colectivo trans en la región habían crecido en los últimos años.

La proliferación en medios y en redes sociales de discursos excluyentes, en muchos casos con comentarios que rozan los delitos de odio, son el caldo de cultivo de esas agresiones. Y la aprobación de la ley trans hace ya un año ha servido de amplificador de esa ola tránsfoba. Porque insultar, denigrar o posicionarse en contra de las personas trans sale gratis.

Vox, que ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra la norma, ha asegurado en reiteradas ocasiones que la ley supone «una amenaza para mujeres y niños» y una de sus dirigentes tildó a Elizabeth Duval de «enferma crónica». Por su parte, Feijóo banalizó el contenido de la ley trans asegurando que «es más fácil cambiar legalmente de sexo que sacarse el carné de conducir».

Los medios de comunicación también han contribuido a desinformar sobre los aspectos de la norma difundiendo bulos o sirviendo de altavoz para aquellos sujetos que pregonan su intención de cometer un fraude de ley. En agosto, por ejemplo, medios de derechas publicaron como noticia que una presa trans había dejado embarazada a otra interna. Pese al desmentido de Instituciones Penitenciarias, la noticia sigue hoy en día colgada en esos medios con comentarios de sus lectores regurgitando odio. Y en redes sociales, reconocidos influencers y líderes de opinión han alertado sobre posibles violaciones de trans a mujeres en los vestuarios de gimnasios o aluden de forma implícita a posibles casos de pederastia. Todo, por supuesto, sin denunciarse ni un sólo caso de este tipo.

Pero el ataque más directo ha llegado del denominado sector feminista tradicional, quien critica que el género pueda entenderse como una identidad. Para este feminismo, las mujeres trans no pueden considerarse en ningún caso mujeres y hablan de «daños irreversibles» a la hora de valorar las cirugías de modificación genital.

  Activistas y personas trans celebran la aprobación de la ley trans en el Congreso de los DiputadosEUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES

Lo cierto es que la ley trans, tal como está planteada actualmente, ‘despatologiza’ el proceso de cambio de sexo en el registro e introduce varios avances para la comunidad LGTBIQ+. El punto principal del texto es la eliminación de la hormonación obligatoria y las evaluaciones psicológicas y médicas como requisitos para aquellas personas que soliciten el cambio de sexo en el Registro Civil, que ahora podrá autorizarse sólo con la voluntad libremente expresada si la persona tiene más de 16 años.

5.139 personas acudieron en 2023 al Registro Civil para cambiarse de sexo, según datos del Ministerio de Justicia publicados por The Objective. Es cuatro veces más que el año anterior, 2022, cuando lo pidieron 1.306.

Alesya Benoroso es una de esas más de 5.000 personas que solicitaron cambiar su sexo en el registro civil en 2023. «Acudí por miedo a que los recortes de Ayuso a la ley trans madrileña pudieran afectar en algo a este proceso», asegura en una conversación telefónica con El HuffPost. Esta joven psicóloga y sexóloga de 26 años asegura que aunque presentó la solicitud en junio no le dieron cita hasta el mes pasado para hacer la primera de las dos comparecencias obligatorias que requiere el cambio. La ley trans no indica plazos mínimos, pero sí establece que el proceso de cambio de sexo en el Registro Civil debe tardar un máximo de cuatro meses en completarse desde la primera visita.

Para Alesya, la entrada en vigor de la ley trans «no ha supuesto un antes y un después» en su vida porque muchas de las reivindicaciones históricas del colectivo siguen sin ser atendidas por las administraciones. En especial, lo relativo a la búsqueda de empleo. Las tasas de desempleo del colectivo trans se sitúan en un 80%, según señalaba en 2022 el informe ‘Situación de la LGTBIfobia en el trabajo’ elaborado por UGT.

«Cuando acabé la carrera y me cambié el nombre en el DNI, fue imposible encontrar empleo. Parece que las personas trans o nos especializamos para trabajar con personas trans u olvídate de encontrar otro empleo. Vas a cualquier entrevista de trabajo, te dicen que eres idónea para el puesto pero cogen a otra persona. Cuando eso pasa cinco, seis, siete veces… ves rápidamente que hay un patrón», denuncia.

  Mar CambrolléEUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES

Mar Cambrollé, histórica activista por los derechos de las personas trans en Andalucía, habla también alto y claro al respecto: «No sufrimos paro, sufrimos una exclusión pura y dura. Es un apartheid laboral», asegura a este medio. Cambrollé exige a las administraciones «políticas públicas para favorecer el acceso al mercado laboral», como cupos laborales de las ofertas públicas de trabajo o incentivos fiscales para los emprendedores trans. «¿Dónde están las personas trans en el Mercadona, en el Zara o en las plantillas dedicadas a las limpieza de hospitales o aeropuertos?», se pregunta.

Además del empleo, la activista también exige el reconocimiento de las personas no binarias, que las personas migrantes puedan modificar su documentación en las oficinas de extranjería, activar el régimen sancionador para los casos de lgtifobia y poner en marcha una ley para el reconocimiento de la «memoria trans». «El Estado ha vulnerado durante décadas los derechos de las personas trans. No solo hemos sido víctimas de una dictadura, sino también del olvido de la democracia. Por eso, hoy hay personas en el ocaso de sus vidas viviendo en la máxima pobreza y precariedad. Pedimos que esta gente tenga derecho a una pensión, donde la cotización se equipare al SMI, y a una vivienda social. Y si es una persona dependiente, plaza en una residencia pública donde se respete su identidad sexual», asegura Mar.

«La ley trans es insuficiente»

  Miembros de Granada VisibleCEDIDA POR LA ASOCIACIÓN

Garnet, una joven de 30 años y miembro de comisión trans de Granada visible, también reclama desde su asociación cambios en la actual ley trans, como la eliminación del periodo de reflexión (las dos comparecencias) o el plazo de reversión de seis meses. «Esto es, de algún modo, querer seguir tutelando a las personas trans», señala a El HuffPost.

De igual modo, critica que los menores de entre 16 y 14 años sólo puedan cambiar su sexo en el registro acompañados de sus padres o tutores legales, mientras que los de 12 a 14 años necesiten autorización judicial. «Esto supone una violencia para elles, que son obligades a conseguir una autorización judicial para el reconocimiento de su existencia. Si te toca un juez conservador, cabe la posibilidad de que pida informes médicos y eso nos lleve de nuevo a la patologización», asegura.

Granada Visible, una asociación socialista y anticapitalista, considera que la ley trans es «insuficiente» porque no garantiza la «plena libertad». «No seremos socialmente iguales ni totalmente libres hasta que superemos este sistema capitalista, patriarcal, racista y capacitista, acabando con la explotación y las diversas formas de opresión sobre las que se constituye», subraya Garnet. Además, considera «una burla» del Gobierno nombrar a Carmen Calvo presidenta del Consejo de Estado y a Isabel García presidenta del instituto de las mujeres por sus posturas contrarias al colectivo. «Exigimos los ceses de todo cargo público ocupado por cualquier persona tránsfoba», asevera.

«Yo me niego a decir que estas personas forman parte del feminismo», asegura Mar Cambrollé al respecto. «El feminismo, por su propia idiosincrasia, jamás podrá ser un vehículo para difundir odio y discriminación hacia otras mujeres o hacia un colectivo vulnerable. El feminismo habla de igualdad de todas las mujeres. De todas, sin excluir a ninguna», añade.

La activista subraya que personas como Carmen Calvo o Amelia Valcárcel «han hecho uso y abuso» de su poder «para difundir un discurso de odio». «La transfobia no es una opinión, es la materialización del odio hacia las personas trans. Y no podemos tener en las instituciones a personas que están en los mismos marcos ideológicos que tiene Vox», dice de forma rotunda.

Cambrollé celebra, en todo caso, el primer año de vida de una ley que «ha devuelto la dignidad a las personas trans» y manda un mensaje a esa «gente de bien» que se ha posicionado en contra de ella. «Las personas trans no tenemos nunca dudas de quiénes son, pero sí tenemos miedo a la hostilidad. A que nos traten mal por ser cómo somos. Pero no hay que malgastar ni un segundo de nuestras vidas en intentar agradar a alguien para caerle bien. Nuestras vidas pertenecen a nosotras mismas«, zanja.

https://www.huffingtonpost.es/feminismo/la-lucha-trans-continua-apartheid-laboral-reconocimiento-memoria.html

Actividades de septiembre del Espacio Trans – Madrid

Actividades de septiembre del Espacio Trans – Madrid

 

Irene Montero convence a 15 países para impulsar la autodeterminación de género en la UE

España, Francia, Alemania y otros trece países firman, en el marco de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea, una declaración en la que se insta a los Estados miembro a garantizar la autodeterminación del género y el cambio legal de sexo sin requisitos que impliquen considerar enfermas a las personas trans.

Por Violeta Molina Gallardo

El Gobierno de España, a través de su Ministerio de Igualdad, ha reclutado a otros catorce países de la Unión Europea, incluidos Francia y Alemania, para la defensa de los derechos del colectivo LGTBIQ. En el marco de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea, 16 Estados miembro han firmado una declaración conjunta en la que se pide el reconocimiento de la autodeterminación de género de las personas trans, el cambio legal de sexo sin requisitos degradantes y la persecución de las terapias de conversión de la orientación sexual o la identidad de género en los países de la Unión.

Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Bélgica, Países Bajos, Portugal, Irlanda, Eslovenia, Estonia, Lituania, Luxemburgo, Malta y Chipre se han adherido junto a España a la Declaración de ministros y ministras responsables de políticas LGTBIQ en la UE «Avanzando en los derechos LGTBIQ en Europa», rubricada este miércoles en un evento de alto nivel celebrado en Madrid con motivo de la presidencia española.

El documento recoge una serie de llamamientos dirigidos a la Comisión Europea y otros a los Estados miembro y se hace eco de que «en los últimos años se han producido diversas situaciones que ponen en riesgo de retroceso los derechos de las personas lesbianas, gais, trans, bisexuales, intersexuales y queer y que han hecho crecer el odio, la violencia y la discriminación hacia estas personas y, muy particularmente, hacia las personas trans». También denuncia que «algunas organizaciones políticas y de la sociedad civil están haciendo campaña para revocar la legislación vigente» sobre igualdad y para «impedir el derecho al reconocimiento legal del género sin requisitos inhumanos o degradantes».

MENSAJE A LOS ESTADOS MIEMBRO

Ante esta situación, los países firmantes piden a los 27 que garanticen el reconocimiento legal del género por procedimientos no patologizantes (que no consideren enfermas a las personas trans ni les exijan pasar por tratamientos médicos o psicológicos) y basados en el principio de autodeterminación. Así es en España desde la aprobación de la ley trans.

Entre las peticiones, figuran además la prohibición y persecución de prácticas de conversión de la orientación sexual o la identidad de género, pues «pueden causar graves daños psicológicos y físicos en sus víctimas» e incluso «pueden constituir tortura»; y una educación integral a la juventud sobre sexualidad y relaciones que esté basada en una perspectiva de igualdad de género y diversidad sexual.

Otras recomendaciones que han dirigido a los países de la UE son la erradicación de discriminaciones del colectivo LGTBIQ en su acceso al sistema sanitario, con especial atención a los tratamientos de reproducción asistida y fertilidad; acabar con cirugías y tratamientos innecesarios de menores intersexuales; y aprobar estrategias nacionales para combatir la discriminación del colectivo. A nivel internacional, instan a los Estados a promover la despenalización de la homosexualidad y transexualidad en el mundo y a apoyar a las organizaciones de la sociedad civil y a los defensores de los derechos humanos de las personas LGTBIQ.

RECOMENDACIONES A LA COMISIÓN EUROPEA

Los ministras y ministras de igualdad LGTBIQ firmantes de esta Declaración también se dirigen a la Comisión Europea, a la que «invitan» a mantener su compromiso con el impulso de una segunda estrategia LGTBIQ a partir de 2025 y el mantenimiento del cargo de comisaria de Igualdad «con un mandato firme para integrar los derechos LGTBIQ en todas las políticas de la UE» y garantizar la protección de esos derechos en todos los Estados.

Instan asimismo a la Comisión a que promueva la recogida de datos fiables y comparables para evaluar la situación del colectivo y poder abordar de manera efectiva las desigualdades que padece; a que adopte medidas «ahí donde sea necesario» para garantizar que los Estados miembro reconozcan la filiación de la infancia tal y como se establece en otro estado miembro; o a que supervise que se respetan los derechos fundamentales.

REUNIÓN EN MADRID

La firma de esta Declaración se ha ejecutado en el evento de alto nivel Avanzando los derechos LGTBIQ en Europa, organizado por el Ministerio de Igualdad del Gobierno de España en el marco de la presidencia española y coincidiendo con el Orgullo.

El acto, indica la Comisión Europea, «supone una llamada de atención sobre la discriminación que sufren las personas LGBTIQ+ y sobre la necesidad de impulsar la igualdad en todos sus aspectos».

Violencia, discriminación, discursos y delitos de odio, pero también derechos son cuestiones que se abordan en el encuentro, en el que participará la comisaria de Igualdad de la UE, Helena Dalli, y en el que se reunirán los altos responsables de las políticas LGTBIQ de España, Suecia, Francia, Eslovenia, Portugal, Estonia, Países Bajos, Chipre y Bélgica.

Dalli ha solicitado que los Estados miembro pongan en marcha planes de acción nacionales que garanticen la igualdad del colectivo y que se avance en la protección frente a las agresiones (incluidos la incitación al odio y los delitos de odio), el reconocimiento mutuo de la paternidad en situaciones transfronterizas y en el acuerdo sobre la directiva de igualdad de trato.

https://www.elperiodico.com/es/politica/20230705/irene-montero-convence-15-paises-89490432